La importancia entre la Música y la Moda

by

“La moda y la música son iguales, porque la música también expresa su período” – Karl Lagerfeld

 

Así como relacionamos la moda con la belleza, la fotografía, o la publicidad, también la relacionamos con la música.

Pero, ¿Podrían estas sobrevivir una sin la otra? No lo creo.

Si viajamos un poco en el tiempo a los años 20 y recordamos a las flappers, ¿en qué pensamos? En vestidos y faldas cortas, en el famoso corte de cabello estilo bob, o en un maquillaje cargado. Pero la verdad es que muchos de nosotros podríamos olvidar que otra característica que distinguió este nuevo estilo de vida que adoptaron algunas de las mujeres en esa época, fue escuchar música jazz.

En lo personal, desde hace mucho tiempo me han interesado ambas industrias, pero fue hasta el 2008 mientras veía el desfile de Otoño Invierno de Chanel cuando sentí una verdadera conexión entre ambas.

En ese momento no podía dejar de apreciar como las canciones “Blind” de Hercules And Love Affair, seguida por “Beatific” de Glass Candy, parecían ser un metrónomo que guiaba perfectamente el paso de las modelos.

La moda y la música cada día van más de la mano.

¿Qué sería de House Of Holland sin los excéntricos de The Misshapes mezclando música en sus shows? O ¿Hubiera tenido “Cross”, el álbum debut de Justice, el mismo nivel de popularidad si Dior Homme no hubiera utilizado su música como el soundtrack de su pasarela de Primavera Verano 2009?

La respuesta a ciencia cierta no la sabemos, pero lo que sí es evidente, es que éstas colaboraciones resultan benéficas para ambas industrias. Tanto los diseñadores como los músicos buscan plasmar una visión en cada uno de sus nuevos lanzamientos artísticos –claro, sin perder su esencia– y si éstos no se reinventan a sí mismos, probablemente nosotros perderíamos el interés en ellos.

Otra cosa que tienen en común la música y la moda es que la creatividad es indispensable para sobresalir en cualquiera de estas gigantes industrias, y ¿qué mejor que inspirarse mutuamente para hacer algo diferente?. ¿A quién se le ocurriría hacer un TV Show en vez de un Catwalk Show? A Kitsuné Maison. Esta firma Francesa –que en mi opinión, es el mejor ejemplo de cómo ésta combinación es perfecta– optó por promocionar su colección de Otoño Invierno 2013 no con modelos ni una gran producción, sino con un mini-concierto en Florencia, Italia, en donde Say Lou Lou, Yelle, Eli & Fur y Citizens! (artistas que trabajan bajo su sello discográfico) simplemente portaron las prendas mientras cantaban. El resultado, ¡Innovación!.

¿Todavía te queda duda sobre la conexión que existe entre éstas dos?,

 

La melodía, al igual que un color, puede hacernos sentir emociones; el ritmo, como una textura, complementa e intensifica lo que se busca transmitir en esa pieza. Un tono de voz, al igual que un accesorio, le da el toque final al conjunto y puede hacer que éste gire 360º la dirección en la que iba anteriormente, y al igual que cada nota musical, cada conjunto que se mostrará en una colección, debe tener armonía dentro de un conjunto, si no la hay ¿a qué llegamos?.

Si un día sin música no tiene sentido, ¿también lo tendría un Fashion Show? Creo que tampoco.

 

Estefanía Katase Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


PageLines